Kliment surgió en la Barcelona olímpica, viví en un lugar en donde los catalanes me acogieron con su traducción de mi verdadero nombre, Clemente, Nací en Elche y mi historia, como la de cualquier persona, puede ser escrita a través de los zapatos que ha calzado a lo largo de su vida, son una parte importante del camino recorrido. Tras una larga travesía puedo decir que he calzado todo tipo de zapatos a la vez que compartir parte del trayecto junto con mis clientes, ha sido una aventura simbiótica. De la que me siento feliz de haber acompañado a las marcas en algún tramo de la ruta.
Algunos zapatos tienen Alma, en otros casos el Alma se te cae a los pies, al ver que, por tomar atajos, otras no sobrevivieron…

El caer para mi no es un drama, ni siquiera lo es el tropezar. El espacio de tiempo entre la caída y lo que tardemos en levantarnos, es lo dramático. Ponte las botas!!No mueras con ellas. Camina, aunque te incorpores con torpeza y da pasos lentos al principio, hasta que consigas dejar de estar atrapado en una única emoción

Como buen amigo de las aves, me gusta constantemente emigrar, cambiar de aires. Actualmente el estudio está ubicado en el tranquilo barrio de Elche de El Raval. Eso sí, algo que no ha cambiado, es el estar siempre en el Sur y ese néctar, ese algo que lleva impregnado cada proyecto.

Colaboración con Cetti